La representación mediática de la comunidad LGBT+ en Chile durante el siglo pasado era escasa y se reducía a caricaturas y estereotipos elaborados desde la heterosexualidad más tóxica. Ahora no es excelente ni tan diversa como debería, pero hemos avanzado bastante desde los días en que el mayor referente gay de nuestro cine era Coco Legrand, y las únicas drag queens en la tele eran la Elvira y la Eglantina Morrison.

Sólo en los últimos meses han pasado por los cines, y con gran cobertura, cintas como “Nunca vas a estar solo” y “Una Mujer fantástica”. Y también hay un generoso puñado de películas recientes que tratan la temática LGBT+ -o son realizadas o protagonizadas por personas de esta comunidad- y que no han recibido tanta atención.

Acá hay una selección de 6 de esas cintas, que se pueden ver fácilmente en línea ahora mismo, y pueden servir para hacer tu propio ciclo casero de cine LGBT+ mientras conmemoras el día del orgullo.

Naomi Campbel (2013)

Híbrido entre ficción y documental, la cinta debut de Camila Donoso y Nicolás Videla tiene a Paula Dinamarca como carismática protagonista y socia creativa importante. Es justo gracias a que la construcción del relato se hizo en cooperación con la actriz principal, que esta obra alcanza los niveles de profundidad que tiene. En ella, Dinamarca interpreta a Yermén, una mujer trans que acude al casting de un programa de telerrealidad, donde le financiarán la cirugía de reasignación sexual a cambio de exponer su historia a todo el país. Ahí conoce a una enigmática inmigrante que también quiere entrar al programa, para operarse y ser igual a Naomi Campbell.

Es una historia sobre ser trans en Chile, pero principalmente es sobre el dilema de la construcción identitaria desde la marginalidad: ¿qué harías -siendo pobre, mujer, trans, inmigrante- para que la sociedad te acepte? Se puede ver en Ojocorto.

Empaná de Pino (2008)

Una historia de amor protagonizada por Hija de Perra no puede ser sólo una historia de amor. Este entretenido e inteligente relato sigue a la sufriente viuda Perra mientras hace un pacto con un demonio para que su marido, Caballo, pueda volver a la vida. Giros de trama, canibalismo y hasta apariciones divinas contiene la primera cinta de Wincy Oyarce, bastante influenciada por el trabajo de John Waters junto a Divine.

Otra película de amor (2012)

El nombre declara la intención: no es una “cinta gay”, sino que es una película sobre el primer amor y el despertar erótico. La tensión sexual y la timidez son una constante en la relación de Diego y Sebastián, dos amigos de infancia que se reencuentran, se drogan, pasean y se descubren juntos. Lejos de su lado John-Watersiano, la segunda cinta de Wincy Oyarce corresponde más al género que los gringos llaman coming of age, y es buena muestra de la versatilidad de su autor.

La visita (2014)

El debut cinematográfico de Daniela Vega, que ha dado que hablar internacionalmente gracias a su rol en “Una mujer fantástica”, fue con esta cinta de Mauricio López que sigue a una mujer trans que vuelve al hogar para el funeral de su padre, y debe enfrentar la transfóbica incomodidad del resto con su presencia. Es notable el empeño Raúl-Ruiciano de esta película en retratar el habla chilena, especialmente cuando sus personajes usan unas palabras para decir otras, o simplemente se comunican mediante silencios incómodos. Mírala gratis en OndaMedia.

Joven y alocada (2012)

La historia y los méritos del primer largometraje de Marialy Rivas son bien conocidos: basada en el fotolog de Camila Gutiérrez, es una cinta coming of age de una adolescente evangélica. Triunfó en Sundance y logró una cantidad de público bastante respetable en salas (37.982 espectadores, 388 más que “Argo”, la ganadora del Oscar a Mejor Película de ese año). Además, su quiebre con la narrativa cinematográfica tradicional la hace un evento estilístico bastante especial en el cine nacional. Se puede ver gratuitamente en OndaMedia.

En la gama de los grises (2014)

La arquitectura y la heteronorma son dos cosas que no notamos, pero que siempre están ahí y modelan los caminos que seguimos. Y, a veces con elocuencia y otras con torpeza, el debut del director Claudio Marcone se hace cargo de analizarlas.

Bruno es arquitecto, tiene un hijo y lleva 11 años con la misma mujer. Pero, cuando empieza a dudar si la vida que lleva es la que él eligió o sólo la que tomó porque parecía la elección obvia, decide aislarse un tiempo en casa de su abuelo. Mientras tanto, trabaja en un proyecto junto a un guía turístico, con el que se terminará envolviendo en un romance que sólo ayudará a subrayar la crisis por la que está pasando. También se puede revisar en OndaMedia.

Comenta acá