De manera repentina, y tras un show de Soundgarden en Detroit, el estadounidense Chris Cornell falleció a los 52 años durante la noche de ayer.

Aún no se conocen detalles de la causa de muerte. Según informó su manager Brian Bumbery en un comunicado de prensa, el fallecimiento fue “inesperado”. Además, agregó que la familia junto a la esposa de Cornell, Vicky Karayiannis, colaborarán en todo lo posible con la investigación forense para determinar la causa del deceso.

Cornell, nacido en Seattle en 1964, se encontraba girando con su banda madre Soundgarden, a través de Estados Unidos. El lunes pasado había tocado en Kansas, mientras que este viernes tocarían en Ohio. La banda saltó a la fama en 1994 con Superunknown, placa que logró posicionarlos como uno de los grupos más importantes del grunge junto a Nirvana y Pearl Jam.

Tras la disolución de Soundgarden en 1997, Cornell lanzaría una carrera solista con el álbum Euphoria Morning (1999). Posteriormente, en 2003 se uniría a los ex Rage Against the Machine Tom Morello, Tim Commenford y Brad Wilk para formar el supergrupo Audioslave, activo hasta 2007 y con quienes se reuniría el año pasado para una presentación en contra de Donald Trump.

Otros hitos de la carrera del estadounidense incluyen la superbanda Temple of the Dog, formada por Cornell en 1990 junto al resto de los integrantes fundadores de Pearl Jam, además de su compañero en Soundgarden, Matt Cameron.

En 2006 compuso la canción principal de Casino Royale, el reinicio de James Bond junto a Daniel Craig y que es considerada como una de las mejores películas de la saga. Además, en 2007 lanzaría el disco Carry On, y en 2009 la placa Scream, producida por Timbaland y con la que daba un interesante giro al pop. Desde 2010 en adelante, el vocalista se vio ocupado entre su carrera solista y la reunión de Soundgarden.

Cornell tuvo una estrecha relación con Chile, pasando por nuestro país en varias oportunidades, comenzando por su debut solista de 2007 en Espacio Riesco. En 2009 se presentó en el Movistar Arena en el marco del Pepsi Fest, y en 2011 volvió con un show acústico para el Festival Maquinaria. Lollapalooza lograría lo imposible, y en 2014 lo trajo junto a Soundgarden como headliners de esa edición. Finalmente, en noviembre pasado el estadounidense brindó tres conciertos agotados en el Teatro Municipal, en un formato íntimo y acústico.

Comenta acá