• Nota del editor: Este artículo fue escrito por Gerardo Aliaga y publicado originalmente en la revista Patio Muerto, sustentada por alumnos de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso.

La  tarde de sábado en Valparaíso fue anómala, caían esas típicas gotas de una llovizna intrascendente pero necesaria luego de tantos días de calor  infernal que derretía los helados York en segundos. Llegamos cerca de  las seis al Ele Bar para conversar con los Ases Falsos, quienes aún se  encontraban en la van. Se les notaba el cansancio del viaje, debían  reponer energías para la noche, aún así, tuvieron la disposición de hablar con nosotros, bajo el microclima de su compañera de viajes, y con el sonido de boleros cebolla de fondo.

¿Qué les parece todo lo que ha sucedido en torno a Valparaíso, principalmente con el triunfo de Jorge Sharp?

Cristóbal: Oye Francisco, Tolerancia Cero, dale tú.

Francisco:  Ojalá que lo haga bien, Valparaíso es una ciudad muy complicada para un alcalde. Tiene que lidiar con un sinfín de problemas, los incendios, la  basura, problemas de cesantía, etc. Imagino que tendrá que acostumbrarse con eso primero, y después poder meter la cuchara a la  orientación que le quiera dar.

Simón: Fue una sorpresa su triunfo, pero de ahí a que lo dejen hacer todas las cosas que quiera hacer, es muy distinto.

C:  Los políticos están viejos, y hay que renovar el stock de políticos. Estos son los nuevos, que podrán ser los viejos culiaos del futuro.

¿Cómo pueden conllevar el trabajo de la banda, al tener tantos proyectos paralelos?

S:  Yo creo que con todos estos años juntos, ya tenemos nuestra agenda  personal diseñada para cumplir con las obligaciones de la banda y  personales. Todos tienen sus trabajos aparte, pero tenemos horas de  ensayo y un calendario al que le asignamos importancia

¿Han sentido un cambio con respecto al pasar de ser personas comunes, a que sean reconocidos públicamente? Si es así, ¿Cómo lo sienten?

C: Creo que acá a nadie lo reconocen en la calle. Aunque pasa, pero es muy extraordinario.

S: Pasa una vez al trimestre.

Chimbe: Es que esa es la gracia, poder hacer todo esto y pasar piola.

¿Qué opinan del escenario musical actual?

S:  Se está renovando, hay hartas bandas nuevas. Esta nueva “escena” que le  llaman como Patio Solar, Amarga Marga. Son varias de Santiago. El Chimbe es de esta nueva generación de músicos así que tenemos algo de esa energía. Nos robamos algo de juventud.

Ch: Está generando una nueva camada de bandas, no sé si llamarlo renovación. Y es algo natural, tiene que pasar.

C:  Lo bueno es que los medios siempre nos han tratado bien. Y no tendrían que hacer nada especial por nosotros, y tampoco esperamos eso. Siempre ha habido palabras halagadoras respecto a nuestro trabajo.

S:  Además llevamos años trabajando, y siempre que sacamos algo nuevo levanta un poquito de interés, así que tenemos la prensa justa, yo creo.

C:  Nadie tiene que apoyar a nadie, no es una cooperativa. Cada loco hace su pega, y si le sirve al otro se van a apoyar. Pero acá no hay valores, o no sé, todos estamos tratando de montar un circo desde su área.  Nosotros, la prensa. Pero no creo que haya que pretender que exista  apoyo o algo así.

S:  Igual en todo caso, con algunas bandas ha existido repercusión y han  tenido su espacio en medios nacionales. Mientras haya ruido y lo quieran  meter en las noticias, bacán. Pero de que exista un apoyo especial, no creo que ninguno de nosotros busque eso o lo haya tenido. No se camisetean con bandas que no les puedan retribuir económicamente (por  debajo de la mesa).

Este 2016 ha estado marcado por la muerte de varios referentes musicales ¿Cómo ven el futuro de la industria?

C:  Se van a seguir muriendo, dalo por hecho. Y ya no existen nuevos ídolos. Esto porque antes todo estaba unificado a través de la  televisión, ahora cada weón está en su mundo, y todos los ídolos son más domésticos, cada loco tiene en su casa un altar con sus propios  referentes. Por ejemplo, con los chiquillos que nos vienen a ver es como  que vieran, no sé po, a una estrella estadounidense, y para ellos es así. Pero no es así, no es para todo el mundo. Actualmente, quien es  famosa, Rihanna, y nuestras abuelas no cachan a Rihanna, o no saben qué canciones canta. O también este cantante pelirrojo, el Ed Sheraan, ese weón llenó el Nacional y muy pocos lo conocen.

S: Es como un equipo de fútbol. Dënver tiene su hinchada que los va a ver, a nosotros nos pasa lo mismo. No se mezclan mucho.

F:  Pasa en todo orden de cosas también, ahora que se murió Fidel, por ejemplo. Se están muriendo los grandes personajes del siglo XX que  forjaron la historia.

C: Y que fueron promovidos por medios de comunicación tradicionales que ya no existen.

O sea, se diversificaron los gustos a la par con la diversificación de los medios.

S:  Puede ser. Aparte también, yo antes con David Bowie veía un video y no sabía nada más de él. Solo lo escuchaba en sus discos, era una  fascinación, una epifanía si lo tuviera frente a frente, viéndolo en vivo. Pero eso era antes. Ahora toda la gente tiene Instagram, o distintos medios. Eso de que hoy día en la mañana Rihanna, no sé po, andaba en Francia. Más información es menos fascinación.

C: Ahora, como referentes actuales, hay una banda que nos gusta mucho que se llama Limbo Junior. Son argentinos, de La Plata.

En  base al tema “Vivir es Fácil” y con toda la parafernalia que rodea hoy  al tema de los inmigrantes ¿Qué les ha parecido este tema en la agenda noticiosa actual?

C: Es un panorama miserable para ellos. Vienen a puro cagarse acá. En segundo lugar, es bueno para cualquier sociedad la mezcla.

S: ¿O acaso no nos gustan los centros de Jean Beausejour?

C: ¿No les gusta que el negro haya levantado la copa?

S:  Bueno, no sé si los chilenos seamos tan buenos anfitriones como dice la  canción. Bueno, en todo caso, como no vivimos en un barrio de  inmigrantes no lo vemos tan cara a cara. Ahora en Santiago sí pasa ese  choque. En fin, mucha suerte para ellos y que encuentren su lugar. La  mayoría de los inmigrantes son argentinos, y el número en total sigue  siendo menor para que tenga tanta repercusión.

En la canción “Sal de Ahí”, ¿Intentan generar una propuesta que reemplace a la actual representación política?

C:  Nosotros no tenemos ninguna propuesta común, nunca conversamos temas muy sesudos como banda. Cada uno vive su vida y alguien tiene que estar  encargado de escribir las letras, en este caso soy yo. Pero la letra no es muy propositiva, bueno en realidad sí lo es. Tiene que ver con que no  votar también puede representar una responsabilidad y sentido cívico.  Uno puede no votar responsablemente, no es una indiferencia negligente.

¿Existen influencias literarias importantes al momento de escribir?

C: Son muchos escritores, cualquiera que haya leído y apareciera en alguna  canción lo considero como influencia. Si tuviera un podio, es difícil porque va variando. Este año me ha gustado mucho el trabajo de Miguel de Unamuno. Cualquier cosa que haya escrito él, es valiosa para mí. Hay un  libro (novela corta-cuento largo) muy bueno que se llama “San Manuel  bueno mártir”.

“Juventud Americana” es una serie de relatos, “Conducción” es un viaje más interior ¿Cómo sería entonces “El Hombre Puede”?

C:  Es un disco clásico de rock latino. Tiene 10 temas que son directos, no  se van por las ramas, un sonido claro. Un trabajo conservador. Ahora pensamos mucho en las canciones en vivo, que funcionen al momento de  tocarlas en el repertorio. Con las otras bandas no pasa mucho, porque no  las voy a tocar siempre.

¿Existen públicos distintos cuando tocan en vivo?

C: Concepción la última vez que fuimos estuvo un poquito apagado. Somos profetas en nuestra tierra, en Santiago.

F: Obedece también a una cuestión demográfica, hay más gente que nos puede ir a ver

C:  Y también porque son más entretenidas las tocatas, y la gente es más entusiasta. En regiones hay una timidez, yo pienso, que es propia de la provincia y eso es muy bonito que ayuda a un concierto.

¿Cómo definirían en pocas palabras a los Ases Falsos?

C: Hediondo a bola

Martín: Honestamente, es mejor no definirse.

Recomendaciones a los lectores

M: Queen en vivo. Siempre

Ch: Lou Reed, cualquier disco.

F:  Hay un disco que escuché cuando chico, y ahora retomé que es el  Tríptico I de Silvio Rodríguez. Otro disco es el Buenos días América de  Pablo Milanés, en su época más ochentera, donde dejaban el lado más  trovador incorporando nuevos elementos, seguían la onda cubana y la onda  de la época.

C: Una  recomendación gastronómica: Plátano. Se corta transversalmente a lo largo, luego lo picas, abriéndolo uno para cada lado y le echas manjar. A cualquier hora del día, espectacular. Te deja como toro, después del acto sexual, o antes. Para llenar los sacos.

Pausa.

De  vuelta en el Ele, en el segundo piso eso sí, donde en las tardes porteñas las almas se juntan de forma pasajera, despegándose del piso  bañado en alcohol, para luego salir expulsadas en todo General Cruz. La  previa a todas las tocatas siempre se vive con buena música para  calentar motores. Desde las 10 de la noche la gente se aseguraba los  mejores puestos, y esperaba escuchar las canciones del nuevo disco.

Cerca  de las 12 y aparecen, parten con todo, avisan sin mandarlo a decir con  nadie que esto sería muy potente, más que de costumbre. “Chakras”, “Gehena”,  “Subyugado” y “Más se Fortalece” se presentan en sociedad como parte del  nuevo disco.  Chimbe en la batería despliega una energía tremenda, se  nota la diferencia, la batería toma un rol muy distinto. El público,  desde el inicio, estaba muy prendido.

Siguieron temas del “Conducción”. El binomio “Mantén la Conducción” y “La Gran Curva” funcionan muy bien cuando una sigue a la otra. “Nada” también se hizo presente. Pero quedaba espacio para el “Juventud Americana”, “Salto Alto”, “Venir es Fácil” y “Fuerza Especial” dieron el golpe ya casi nostálgico de un 2012 que se ve lejano. Volviendo a los temas nuevos, salieron a la luz “Antes Sí Ahora No” y “Fría”, la oda a la fiel cerveza que  ayudó a refrescar las gargantas aquella noche.

En  un momento Briceño comienza a realizar sus típicas improvisaciones  vocales antes de homenajear a Freddie Mercury con una versión en español  de “Living on my own”, que despegó los pies del suelo de la audiencia, inaugurando el bailoteo que continuó con “Pacífico”. Luego pasamos a un  camino más introspectivo al son de “Mi Ejército”, “Sal de Ahí” y “Mucho Más  Mío”. Ya el show alcanzaba una hora y media plagada de energía y cervezas  voladoras, cuando comienzan a hacer un censo con las personas  asistentes (varia gente del interior, aguante) que termina en la  invitación a Rocío, quien representando al Marga Marga, se luce en el  escenario como segunda voz de “Cae la Cortina” y “Simetría”.

Todo hacía presagiar que con “Trato Hecho” el show se cerraba, en donde hubo confeti incluido. Pero, si la cuestión empezó con energía, debía  terminar de la misma manera. Un doblete del “Juventud Americana” que hizo saltar hasta al volao más apernado, “Misterios del Perú” y “No quiero que estés conmigo”. Punto final a un lanzamiento redondo, que superó las  expectativas  en lo que fue un destello de energía, como si estuviesen haciendo la Genkidama durante una hora y cuarenta y tantos minutos.

Comenta acá