Cat Power, nombre artístico de Charlyn “Chan” Marshall, se presentó nuevamente en nuestro país tras varias visitas en el pasado (2009, 2011 –en el primer Lollapalooza Chile– y 2013). El sábado pasado fue parte del festival Campo Abierto en la Quinta Región, y se confirmó el fin de semana una segunda fecha en Santiago, en Club Amanda. Esta presentación fue en formato acústico bajo la productora Estudio Estéreo, al igual que su concierto en Niceto Club en Buenos Aires.

A pesar de que la artista se demoró en salir al escenario, se le perdona por el espectáculo que iba a presentó. Cat deleitó al público con la potencia de su voz, que fue acompañada con guitarra y piano. No necesito músicos que la acompañaran, pues ella tenía dominio total de su música y del show que iba a presentar en medio de la oscuridad del lugar, con luces tenues y con un calor que a ratos se volvía insoportable. Enferma y todo, supo como ponerse de pie ante sus fieles fans, a quienes les presentó temas inéditos y también los deleitó con clásicos como Fool, The Greatest, Bully, 3,6,9, Colors and the kids, Nothing really matter, entre otros.

En una hora y media hizo un recorrido musical por toda su trayectoria, invocando todos sus discos y tocando los singles que la hicieron conocida.  Se le nota cómoda y con mayor desplante en un formato más íntimo, un lugar más pequeño y con pocas personas. Hace leves pausas en sus canciones, y en algunas no se detiene y las mezcla, sin haber separación la una de la otra. Improvisa un poco sobre la marcha. Se relaja y le tira besos al público. Todos se sintieron besados por la gata poderosa.

Esperemos que la artista estadounidense vuelva para presentar su próximo disco a nuestro país, el cual ya fue anunciado, para volver a disfrutar un poco más de su música y su estilo propio sobre el escenario.

Fotos por: Gary Go (Fauna Prod).

Comenta acá