Tras declarar su independencia de Pakistán, Bangladesh se encontró sumido un una crisis llena de agitación política y militar, sumado al desastre social que dejaba la hambruna y la pobreza en pleno año 1971. Con ese escenario a cuestas, el reconocido músico Ravi Shankar buscó ayuda en uno de sus grandes amigos: George Harrison.

El mismo año, ambos comenzaron a recaudar fondos con dos grabaciones: “Joi Bangla” de Shankar y “Bangladesh” de Harrison, cuyas primeras estrofas no son tímidas en pedir ayuda para el pueblo que la necesita: “My friend came to me / With Sadness in his eyes / Told me that he wanted to help / Before his country dies. Although I couldn’t feel the pain / I knew I had to try / Now I’m asking all of you / Help us save some lives“.

Ambas canciones son la piedra angular de lo que sería una reunión de los mejores músicos de la época, en el que es considerado uno de los eventos benéficos más importantes realizados hasta el día de hoy: The Concert for Bangladesh. Tras varias semanas de organización, la cita tuvo lugar en el Madison Square Garden de Nueva York, para el deleite de los más de 40 mil asistentes que llegaron al lugar.

Sería la primera vez de George Harrison tocando en vivo desde la separación de The Beatles, la primera vez de Eric Clapton en vivo tras la debacle que le produjo una sobredosis de heroína cinco meses atrás y la primera vez que Bob Dylan se subiría a los escenarios desde 1969. Junto a ellos, también tocó Ravi Shankar, Billy Preston, Klaus Voormanbm Jim Keltner y Leon Russell.

Aunque se buscó una inédita reunión de The Beatles, quienes llevaban más de un año separados, las negociaciones no llegaron a buen puerto con John Lennon y Paul McCartney, por lo que el único miembro de la banda que participó en el show fue Ringo Starr.

La película con el registro del concierto fue estrenada en 1972 y, décadas después, fue lanzado en formato DVD junto a material documental extra en 2005. Todos los ingresos recaudados del concierto, las compras del álbum y de la película (incluida su versión en DVD) se entregaron y se siguen entregando a UNICEF a través de la Fundación de George Harrison.

Un registro audiovisual que se convierte en parte del inmortal legado del pacífico Beatle, y que puedes ver a continuación:

Comenta acá