El invierno de 1935 en Tupelo, Mississipi quedó en la historia. En aquella nacionalista ciudad en el sur de los Estados Unidos nació un monarca: Elvis Aaron Presley.  El joven, que en su pubertad se mudó a Memphis, Tennessee; forjó una historia que empezó con el descubrimiento por Sun Records.

¿Qué vio un sello discográfico en él?, según Sam Philips, fundador de la disquera, en Elvis tenían un hombre blanco que podía cantar como un hombre negro.

Elvis tenía todo lo que ya tenían otros antes que él. Figuras como Chuck Berry y Little Richard dominaban los rankings pero en el Estados Unidos de los años 50 un negro no podía ser Rey de nada. Presley llegó a hacer masivo el Rock n Roll, y no solo se quedó ahí, destacó también en géneros como el Gospel, Country y las baladas. También era actor, ¿había algo que no podía hacer?

Su música, a pesar de que el entorno que lo rodeaba y dirigía fuese racista, siempre estuvo incluida por sonidos afroamericanos por antonomasia.  Su carrera estuvo marcada por la controversias raciales: a los oyentes de radio les molestaba escuchar desde un blanco la misma música que hacían los negros, y estos últimos se indignaron al ver que su obra y costumbres, tan esquivas para los blancos, estaban logrando un éxito sin barreras.

El Rey del Rock fue una figura revolucionaria desde cualquier lugar que se le mire, quebró con la lógica tradicionalista y mojigata del Estados Unidos de mediados del siglo 20 e hizo bailar y expresar su sexualidad a las reprimidas mujeres de la época, transformándose al poco tiempo en un ícono sexual.

Elvis era más famoso que el presidente. Sus presentaciones eran televisadas, sus películas llenaban los cines y su música sonaba en todas las radios. Pese al éxito, el show de Presley nunca salió de Norte América. Su única gira internacional está registrada en 1957, donde se presentó en Vancouver, Ottawa y Toronto, Canadá.

La mayoría de sus presentaciones en vivo fueron en Las Vegas -tocó en esa ciudad la friolera de 351 conciertos- y su última aparición pública, antes de su muerte en 1977, fue en su querida Memphis.

Pese a aquello, Elvis fue una figura mundial y su legado, junto con el de otras figuras del rock n roll y blues, formó los cimientos de la música popular actual; sin la aparición de Presley y su personalidad, es probable que el Rock n Roll afroamericano nunca habría penetrado de tal manera en los oídos de millones de fanáticos. Ahora hablar  de Rock es hablar de cultura.  


Comenta acá