Para quienes disfrutábamos del MTV noventero, un símbolo de orgullo fue ver que gran parte de los clips número uno de cada semana eran chilenos… y eran videos realizados por un director nacional en particular: Germán Bobe.

Los Tres, Los Jaivas, Chancho en Piedra, entre muchos otros pasaron por su lente y fueron retratados en imágenes que hoy son parte del imaginario colectivo de la música pop chilena. Hoy, retirado en parte del ámbito del clip, Bobe sigue realizando producciones audiovisuales y hace un tiempo lo vimos de vuelta en la realización de una obra homenaje a su fallecido hermano, el gran Andrés Bobe (fundador de La Ley en 1988). Para saber más de sus planes y su vida, nuestro colaborador Álvaro Pastén entabló una gran conversación que compartimos aquí.

german bobe

¿Desde cuándo y por qué elegiste tu profesión?
El cine me fascinó desde niño puesto que en mi casa teníamos un par de cámaras de cine de 8mm y super 8mm, pero al margen de aquellos modelos de cámaras  se puede evidenciar toda nuestra vida familiar en celuloide. Siento, en efecto la necesidad de señalar que era mi padre quien filmaba y editaba estas películas con excelentes planos y perfectos encuadres. Desde luego que con gran ahínco tuve acceso a filmar y editar desde muy pequeño. Sin duda alguna que fue desde los 15 aproximadamente cuando comencé con la fotografía. Es oportuno señalar que fue en ese mismo periodo como ya me sentía atraído y relacionado mucho el arte: pintura, danza.

¿Cómo te defines en lo que haces? ¿Artista nato, vanguardista, revolucionario, underground., místico, iluminado, etc?
Artista nato, pero con disciplina y método. Referido esto, me gusta terminar lo que comienzo, y no descanso hasta que siento que está al cien por ciento. Cosas a medias no van conmigo. Siempre me ha parecido que debo advertir y observar todos los detalles para corregirlos y perfeccionarlos hasta el último minuto.

¿Cuándo realizaste el primer video, pensaste en algún momento que llegarías a ser reconocido en tu área?
Interesante pregunta. Mira, quisiera añadir con total profesionalismo que siempre sentí que sí podría ser reconocido en mí área, quizás todo subyace en una mezcla sobre el alcance de un sueño o, el deseo de ser amado.

¿Has hecho más videoclips a bandas y grupos musicales como lo hiciste en años anteriores para diversos y reconocidos artistas?
Solo para The Plugin, en el 2012.

CLIP: “Parquet” de The Plugin

¿Qué te parece los videoclips de la música actual?
Hay muchos aspectos positivos. No obstante, con toda la facilidad y los bajos costos de producción y posproducción que existen, se descuida inconscientemente la imagen y la estética. Esto ocurre principalmente por un tema de iluminación, de fotografía.  En mi caso siempre me he preocupado de trabajar con directores de fotografía eximios, ya que encuentro esto lo segundo más  importante en una producción audiovisual (lo primero es el director de la película).

¿Ha progresado Chile en la música y los videoclips? -Cuéntanos sobre eso.
Es evidente que Chile no tiene una abundante ni larga historia en los videoclips. En los ochenta hay una tímida producción que para mi gusto no es muy excepcional. Ahora si hablásemos entre los años1992-1999, es algo distinto, ya que Chile tuvo un periodo excelente de ventas en la música, esto  llevó a una prolífica y acertada producción de audiovisuales. Yo tuve la dicha y la suerte de producir, filmar y liderar en este periodo. Un buen periodo. Por cierto, sucedía que para ese entonces  los videoclips eran de interés masivo; existía la exigencia de producir algo de calidad. Con el comienzo de la era digital, y el desplome de las ventas en la música, todo esto cambió.  Hay que distinguir que hoy en día hay  mucha democracia y diversidad en la  producción de ambos (está claro esto  es un fenómeno mundial). Dentro de esta sobreabundancia hay mucho aspectos buenos y otros tantos que no. Algunos opinaran que está el exceso de producción. Ciertamente que esto puede emerger en la mediocridad del oído  y la vista. Está claro que no hay producciones que influyan a las personas, no hay interés masivo. Quizás hemos llegado a una situación bastante compleja de la forma, contenido y calidad. Pero desde otra perspectiva, creo que este exceso de producción es un progreso. Los implementos de la  era digital permiten que los sujetos que quizás antes jamás hubiese tenido la oportunidad de crear, lo hagan. Es en esta democratización surgen los nuevos talentos, desde distintos focos sociales, y múltiples rangos de edad. En resumidas cuentas, los medios están, pero cómo se utilice estos, ya es otro asunto.

andres y german bobe

 

Sobre el trabajo que realizaste sobre Andrés Bobe ¿qué intentaste evidenciar?
Su talento y relevancia en la música. Es un trabajo de rescate y relanzamiento de la historia musical de Andrés Bobe. La primera parte es la publicación de un disco antológico con dieciséis canciones compuestas e interpretadas por Andrés, trece de ellas inéditas y tres que cantó en discos de La Ley. Luego esta Heaven, un cortometraje que es una pieza fundamental para acompañar el material musical ya que Andrés no está presente y aquí se lo devuelve artísticamente a la vida. Partiendo desde el punto de vista del ser humano, retratado con mi mirada, se intenta recorrer los ejes centrales que motivaron su vida. Este corto está musicalizado con sus canciones inéditas y facetas desconocidas de su destacada carrera musical. Es una forma de comenzar a develar el mundo artístico de Andrés, cuyo talento y trabajo le dio el contenido al grupo musical más exitoso que ha tenido Chile en la escena internacional, La Ley. El perfil universal de Andrés Bobe y su relación con La Ley, hacen que la obra genere interés tanto en Chile como en el resto del mundo latino.

¿Por qué Andrés Bobe en su trabajo personal cantaba en inglés?
Nosotros nos criamos fuera de Chile y estudiamos  la enseñanza básica, media y parte de la  universitaria en  Ingles. Andrés hizo su carrera con canciones en español. Sin embargo hay dos excepciones. La primera fue al producir un disco, junto con el grupo La Ley  para el Mercado Anglo (1990). Este proyecto no floreció  y el material quedó archivado. Cuando Andrés murió, preparaba un disco solista, en inglés, nuevamente para el mercado anglo. Por ende el material inédito que remasterizamos, era en inglés.

¿En lo personal cuando te preguntan sobre tu hermano que sueles contestar?
Solo tengo elogios y cariño.

 

CLIP 2: Trailer de “Heaven”

http://www.youtube.com/watch?v=8F0vpx50yCQ

¿Cuánto cambió La Ley sin su líder Andrés Bobe?
Mira ante de contestar a tú pregunta, introduciré un pequeña información. Cabe señalar que previamente a la formación de  La Ley, Andrés estuvo 8 meses encerrado creando el sonido característico del grupo. Si hablásemos de los orígenes de la banda, diría que eran los partners y músicos  de Andrés. Sin duda él era su líder. Yo creo que al no estar Andrés la fuerza y energía de la banda se fue disipando. Los músicos originales se fueron, se perdió la formula creada, se perdió su esencia. De esta circunstancia nace el hecho de decir que la banda no creció, ni progresó. Pero rescataré un aspecto de importancia, ya que el  disco “Invisible” seria la excepción de este “no progresó”, esto se explica, porque se mantiene la formula y se refuerza el sonido. Aquí  está la banda completa. Creo que aquí se ve bastante bien como la mano de Andrés hicieron de Invisible un disco  calificado, con fuerza, con carácter.

¿De lo observado tanto en los ensayos, funciones en vivo, vivencias personales cómo describirías a todos los integrantes de La Ley, tanto músicos retirados como los posteriores?
Un grupo ecléctico y de talentosos músicos, en particular mi admiración va hacia Rodrigo Aboitiz y Luciano Rojas.


¿Tú realizaste algún videoclip para La Ley o tuviste algún tipo de participación?
A decir verdad, no. Tocar no, pero si forme una banda, Bobe Al Camp Troupe, con el mismo Andrés, y Álvaro Henríquez, Javiera Parra, entre otros.  Mi rol fue  de compositor, productor, creador y líder. Editamos un disco en 1996 “Oh Yeah”.
¿Cuál es tu relación con el grupo The Plugin?
Aparte de una gran amistad, hice un videoclip para la banda, y trabajé con ellos en el lanzamiento del CD antológico y la película “Heaven”. Actualmente trabajamos juntos en la música de mi nuevo cortometraje. Con Rodrigo Aboitiz éramos compañeros de colegio (1ro a 5to básico), luego años después Andrés se reencontró y trabajó con él. A Ignacio Redard lo busqué. Necesitaba alguien que  cantará las canciones en Inglés de Andrés (Ignacio es mitad norteamericano). A él fui a verlo cuando estaba con su antigua banda Redulce. Invite a Coti, ahí se conocieron y formaron The Plugin.

¿Estás pensando en realizar algún proyecto actualmente?
Este año, realizaré un cortometraje musical, con música chilena de los 80, 90, 00, y una exposición mixta (collage, web, filmes, videos,  escultura) el 19 de noviembre en la galería Carroza llamada “Memorias del Futuro 21″. (Atentos al sitio http://chilebobe.blogspot.com/)

Algunas recomendaciones a los novatos que les gusta el cine, cámaras y videos.
Producir, producir, producir, sin excusas, con determinación y significado…

Comenta acá