Aunque hace un buen rato no edita un disco genial, como Naturaleza Sangre del 2003, Fito Páez recientemente había dado algunas luces en su álbum/homenaje a Charly García llamado Rock and Roll Revolution (2014) y su trabajo en colaboración con Paulinho Moska, Locura Total (2015).

Ahora tiene nuevo material bautizado La Ciudad Liberada, álbum que tendrá 18 canciones en total y que se conocerá en noviembre. El primer single es “Aleluya al sol”, un tema hecho como un himno a la esperanza, en la que cae en un sinfín de lugares comunes tanto en la melodía como en la letra.

Lo esencial de la canción, y lo que la salva de algún modo, es su inspiración en la lucha de las mujeres por sus derechos bajo la consigna “Ni una menos”. En ese sentido, el rosarino hace un llamado de atención a que los hombres “seamos mujeres, al menos un segundo”, destacando las marchas realizadas en América y que el “crimen no es pasión”. Todo esto bajo un edulcorado fondo musical y un video hediondo en testosterona donde se ve todo el equipo que acompaña a Fito, compuesto sólo por hombres.

Aunque la intención es buena, se siente que en esta ocasión el argentino se pasó un poco de listo. Se extraña su seriedad de antaño en un tema tan serio y duro como es la lucha contra el femicidio, algo que tanto en Argentina como en nuestro país, es un tema de vital importancia a tratar. No es llegar y hacer un “Color esperanza” con un coro “shananá” con un asunto de este tipo.

Comenta acá