El sexto álbum completo de la legendaria agrupación es tan emocionante como los 10 años de vida del girl group. El pop de los 80 que permea la mayoría de este disco ha aumentado en popularidad en occidente, por lo que se ha hecho difícil encontrar proyectos que lo adapten bien a su intención musical original.

Sin embargo, SNSD (como son conocidas en Corea del Sur) tienen todas las habilidades para hacerlo funcionar a su favor y las primeras tres canciones de este álbum son evidencia de aquello. En el title track All Night muestran desvergonzadamente sus increíbles rangos vocales -algo que se repite en todas las canciones- revistiendo los sintetizadores con energéticos cánticos que dan ganas de repetir una y otra vez. También aparecen joyas como FAN, una épica pieza que hace imaginarla como el tema principal de alguna serie sudasiática con sus intensos arreglos de cuerdas e imparable crescendo, y también está el infeccioso R&B de Sweet Talk, que nos recuerda la madurez vocal y lírica del grupo.

Si hay un talón de Aquiles en este álbum son las baladas, pero solo porque obviamente bajan la atmósfera fiestera construida desde el comienzo. Sin embargo, hay que admitir que Light Up The Sky, canción que cierra el disco, parece ser un sincero mensaje a su ex miembro Jessica en este agridulce décimo aniversario del grupo, marcada por emotivos pianos y vocales de las chicas.

En pocas palabras, Holiday Night prueba una vez más por qué a Girls’ Generation las llaman el Girl Group de la Nación, e incluso si efectivamente se ven obligadas a desaparecer en algún momento (cof cof por culpa de su pésima compañía cof cof), está difícil que otras chicas puedan quitarles ese título en un futuro cercano.

Por: Leyla Espinoza

Comenta acá