It’s going to be legen -wait for It-

Niños, les voy a contar una historia increíble: la historia de cómo conocí a su madre” son las primeras palabras que un viejo Ted Mosby del año 2030 pronuncia en el primer episodio de How I Met Your Mother, emitido un 19 de septiembre de 2005 por las pantallas de CBS: hace exactos diez años.

Y es que es difícil no recordar una de las series más queridas del último tiempo. Ted, Robin, Marshall, Lily y Barney dejaron miles de huellas en los fanáticos durante las nueve temporadas que la historia estuvo al aire. Una serie que mostraba mucho más que a cinco amigos newyorkinos bebiendo, sino que la constante búsqueda de Ted Mosby por el amor de su vida, y cómo este empedernido romántico originario de Ohio les relataba a sus hijos todo lo que tuvo que vivir y sufrir para lograrlo.

Más allá de las críticas que se le puedan realizar a la serie por su vilipendiado capítulo final -emitido en 2014- y sus similitudes con Friends; HIMYM es una sitcom bastante particular que se distingue de las otras. Principalmente porque el narrador (un viejo Ted) cuenta la historia con flashbacks sobre el presente de entonces desde un posible futuro en el 2030.

El episodio fue escrito por los creadores de la serie, Carter Bays y Craig Thomas; y dirigido por la directora insigne de la sitcom, Pamela Fryman. Bays y Thomas, antiguos escritores del desaparecido Late Show de David Letterman, coincibieron HIMYM al escribir sobre las estupideces que hicieron con sus amigos en New York.

Ted está inspirado en Bays mientras que Marshall y Lily lo están en Thomas y su esposa Rebecca; quién se opuso a que existiera un personaje basado en ella salvo que lo interpretara Alyson Hannigan, por lo que posteriormente tuvo que ceder. Además, los dos escritores forman parte de The Solids, banda que compuso el pegadizo tema Hey Beautiful utilizado en la introducción.

El piloto nos presenta a la voz de un viejo Ted Mosby (interpretada por Bob Saget) narrándole a sus hijos Luke y Penny (David Henrie y Lynsy Fonseca) el día en que su mejor amigo Marshall Eriksen (Jason Segel) le pide matrimonio a su novia de 9 años, Lily Aldrin (Alyson Hannigan).

Es así que un joven Ted de 28 años (Josh Radnor) que le solía seguir los pasos de soltero empedernido a Barney Stinson (Neil Patrick Harris), decide sentar cabeza y comenzar la búsqueda del amor de su vida. Justo ese mismo día conoce a la bella Robin Scherbatsky (Cobie Smulders), una reportera canadiense en búsqueda de nuevos caminos en New York.

Ted “Pastelazo” Mosby se enamora de inmediato de la chica que acaba de conocer, por lo que le pide una cita a la que ella accede. El encuentro amoroso que iba de lo más bien termina abruptamente debido a una emergencia en el trabajo de Robin, y en la despedida, el pastel no atinó a besarla cuando ella le tira el medio palo.

Para variar él se reúne con sus amigos para ser aconsejado y estos lo motivan a que vaya a besarla tras el cagazo. Se roba un cuerno francés azul con el que habían webiado en la cita (quizás el elemento más significativo de amor del universo) y parte a besarla.

De ahí todo es cagazo tras cagazo, tan bien hecho que no aburre y que sólo incrementa la grandeza de HIMYM. Estando a punto de comerse con Robin, el pastel se manda uno de los momentos más memorables de la serie -y que Nicolás López copiaría en Qué Pena Tu Vida (?) -: le dice que cree haberse enamorado de ella.

Robin con ataque se despide de Ted y él se da cuenta que todo se derrumbó (dentro de mí, dentro de mí). Días más tarde ella aparecería para sorpresa de Ted junto a su grupo de amigos, naciendo así la pandilla que estaría al aire por 207 episodios más.

La historia de Ted Mosby y la búsqueda del amor de su vida concluiría el 31 de marzo de 2014 tras nueve temporadas con un episodio doble titulado Last Forever, en el cual logra conocer a la madre de sus hijos y se muestra como envejecen los cinco amigos hasta llegar al 2030.

Dary. Legendary !