Que se hagan libros en Chile sobre la música metal es una cosa rara. Que, a la vez, se escriba sobre una banda internacional es más extraño aún. Que el tema central de toda la obra sea hablar de un disco específico hace que todo sea una locura. Pero así es, y la jugada valió la pena.

Patricio Jara, autor de novelas como “El Sangrador” y “Antipop”, además de varios tomos dedicados al metal chileno, apostó por dejarse llevar por su pasión y escribir destripando los secretos ocultos de un álbum clásico del trash mundial, como lo es “Reign In Blood” de Slayer, en la forma que podría haber sido perfectamente una edición especial de una revista especializada en música. Pero claro, como ya no hay en papel, no hay nada mejor y permanente que hacerlo a través de un libro, con un resultado que puede dejar conformes a fans y a amantes de la música en general.

En poco más de 160 paginas, el autor realiza un trabajo documental sobre este álbum visagra del heavy metal, complementando con datos sobre la banda, la grabación del disco, anécdotas extra y, de paso, explicando cada una de sus aristas con fuentes que saben de la materia -expertos en sonido, grabación, arte, diseño o música metal- para explicar la magia del álbum, como su misteriosa portada o la potencia de sus canciones que son influencia permanente para rockeros hasta ahora.

Aunque se hace corto, y un par de archivos de las visitas de Slayer no le habrían hecho mal, el texto es significativo por varias razones. El hecho que Chile sea un país de metaleros hace que libros así tengan sentido, más aún si no son independientes y difíciles de encontrar. A la vez, se apuesta por hablar de un grupo extranjero, algo que no es costumbre aún en nuestro país (y tiene sentido, si cuesta tanto publicar algo sobre música chilena, más aún lo es sobre algo que podría importarse quizás). Pero ahí está también el encanto: poder aterrizar algo foráneo con la experiencia de nuestros pares que vienen disfrutando de la obra de Slayer desde los ’80 hasta el presente, más allá del detalle anecdótico del origen chileno de Tom Araya.

La sangre que mueve “Read in Blood” es la misma que hizo mover la cabeza del autor y de los artistas que circulan entre sus páginas (entre ellos, los músicos Anton Reisenegger, Aldo Benincasa y Juan Pablo Donoso, el pintor Marko Franasovic o la artista visual Carla McKay), una pasión que hizo click desde el primer momento en que el caset de Slayer pasó por sus manos, y que se mantiene hasta hoy en ellos y miles más de personas.

Que se escriba sobre un disco en especial es una labor no muy común en Chile, y que tiene gran valor. No sólo sus páginas encantarán a quienes ya conocen al revés y al derecho el álbum, también es una puerta para que otras (o nuevas) generaciones sientan atracción por algo que lleva encantando a tantos en el mundo. Sólo imaginen lo que puede sentir un chico o una chica de 12 años que llegase a tener “Read in Blood” en sus manos, mientras escucha por YouTube o Spotify el disco del que se habla en sus páginas.

De esta forma, este texto sobre los 30 años del álbum clásico de Slayer, abre la puerta para que otros autores se aventuren a realizar experimentos similares, que pueden ser tan exitosos como necesarios.

Patricio Jara: “Read In Blood 1986-2016: 30 Años del Clásico de Slayer”
Editorial Planeta. 2016.

Comenta acá