A más de 20 años de su estreno y más de 10 de su final, Friends sigue siendo una de las series más emblemáticas de la televisión y hoy, por ser el cumpleaños número 46 de Matthew Perry, quisimos recordar los mejores momentos de uno de sus protagonistas, además de ser uno de los personajes más queridos de la sitcom: Chandler Bing.

El único personaje que tiene la consciencia de que está siendo gracioso con cada cosa que dice (en serio, fíjense), Chandler encarna la inseguridad hecha persona, la cual sabe escudar tras sus constantes bromas y frases llenas de sarcasmo.

De un inseguro veinteañero a un hombre de familia hacia el final de la serie, es imposible no querer a Chandler e incluso, identificarse con él. Es por eso que a continuación, en un esfuerzo de producción, escogimos los mejores 10 momentos de Chandler Bing:

1. Cuando descubrimos su nombre completo:

¿Chandler M. Bing? Como si sus padres no hubiesen arruinado lo suficiente su niñez, Chandler debe cargar con un vergonzoso nombre familiar, pues su nombre completo es Chandler Muriel Bing.

2. El pelo de Chandler en los 80’s:

Uno de los momentos más notables de Friends son los flackbacks, especialmente cuando nos toca ver el ochentero pelo de Chandler, con todo el estilo a lo A Flock of Seagulls. Definitivamente, no todo tiempo pasado fue mejor.

3. Chandler en Halloween:

Ni Chandler ni Ross jamás se destacaron por ser muy fuertes, es por lo que la pelea de gallitos en Halloween se hace aún más ridícula y chistosa con los disfraces que cada uno usa. Además de demostrarnos que Chandler haría cualquier cosa por Monica, incluso usar un ridículo traje de conejo rosa.

4. Cuando Chandler se va a Yemen:

Definitivamente, la presencia de Janice -ex novia de Chandler- nos entregó hilarantes momentos y todos recordamos su “dulce” voz pronunciando su famosa frase: OH MY GOD. Sin embargo, cuando Chandler decide deshacerse de ella de una vez por todas, las cosas no resultarán tan sencillas y terminarán con él viajando al inhóspito país de Yemen. Y si le quieren escribir, no olviden la dirección de Chandler: 15 Yemen Road, Yemen.

5. Cuando le propone matrimonio a Monica:

Ok, técnicamente, ambos se pidieron matrimonio de forma mutua, pero Chandler llevaba ya un par de capítulos intentando planear una romántica propuesta. Finalmente, entre la mejor pareja de la serie (lo siento, Rachel y Ross) consiguen pedirse matrimonio y darnos un momento que les derretirá el corazón. Y si no lo hace, eres un robot.

6. Cuando no recuerda a qué hermana de Joey besó la noche anterior:

Luego de una noche de varios tragos, un joven y encañado Chandler no puede recordar a cual de las muchas hermanas de Joey, su mejor amigo, besó la noche anterior. Para no defraudar a su mejor amigo, Chandler prefiere aclarar las cosas con Mary Angela… pero además de no haber recordado su nombre, tampoco es capaz de recordar como ella luce. Ay, Chandler.

7. Chandler y sus intentos para dejar de fumar:

De vez en cuando, Chandler retornaba al vicio que sus demás amigos detestaban: el cigarro. Pero cuando Rachel lo convence de probar un cassette de hipnosis (100% noventero) que lo ayudará a dejar de fumar, no se da cuenta que es una cinta enfocada a mujeres fumadoras, por lo que el resultado -además de dejar de fumar- es ver el lado más femenino de Chandler.

8. Cuando descubrimos que una parte de su cuerpo está sobrando:

Y es cuando, en las primeras temporadas, Monica revela que Chandler posee un tercer pezón en su cuerpo, el que luego considerará como la fuente de su humor, pues una vez que lo extirpa, sus chistes ya no causan la misma gracia de antes.

9. Could I be…?

En la primera temporada, Phoebe descubre la muletilla de Chandler y esta no deja de hacernos reír cada vez que aparece o que algún otro personaje la imita para reírse de él.

10. Su amistad con Joey:

Una amistad completamente incondicional es la que Joey y Chandler logran mantener durante los 10 años que duró la sitcom. Con altos y unos pocos bajos, la relación de Chandler y Joey es una para atesorar: todo alrededor de la mesa de taca-taca, un par de cervezas y una pizza.

¿Nos faltó algún gran momento de Chandler? ¿Cuál es tu favorito?

PD: No pudimos dejar afuera este momento que dejamos como mención honrosa: cuando Monica quiere sacarse fotos para anunciar su compromiso, Chandler es incapaz de lucir bien frente a la cámara ni de sacarse una buena foto.

Comenta acá