Falta menos de una semana para el evento más jugado de la escena musical nacional. La fecha que reunirá a más de cuarenta artistas chilenos en el Club Hípico, comienza su cuenta regresiva.

La Cumbre del Rock Chileno cuenta con un amplio cartel y se viene con todo. Entre su amplia lista de artistas, los últimos en decir “vamos” y subirse al tren del evento fue Lucybell, la banda de rock alternativo compuesta por Claudio Valenzuela, Eduardo Caces y José Miguel Foncea(Cote), quienes revolucionaron la escena desde sus inicios en 1991, hasta la actualidad con sus letras y sonidos.

Conversamos con Cote Foncea, baterista de Lucybell, quien nos entregó detalles sobre la presentación de la banda, nos habló sobre su tardía confirmación en el cartel y su experiencia en los escenarios.

Fotografía por Carlos Müller

Un poco más de una semana pasó desde que se confirmó su presencia en la nueva versión de la Cumbre del Rock Chileno, ¿Les tomó de sorpresa esta convocatoria o ya se encontraban en conversaciones con la productora?

– No, en realidad fue por sorpresa. Yo estoy con otro artista ese día (Alain Johannes Trío) y tenía el tema listo con eso, cuando me llegó una notificación de una página de Internet, de hecho. Ahí llamé a la oficina y me dijeron: “Si, efectivamente” y se filtró. Así que estamos listos para ese sábado. Esta es nuestra cuarta cumbre.

Entonces, ¿ustedes todavía no confirmaban y ya se había anunciado en los medios?

– Si. Pero bien, conozco a la gente de la producción, ya tengo la experiencia en la Cumbre del Rock y siempre es un agrado tocar ahí, está la camaradería, la onda, es súper rico.

La polémica del evento este año hasta el momento, es la bajada de Camila Moreno por conflictos con el horario (16:10hrs). La productora confirmó que ustedes entrarían a cubrir ese espacio. ¿Les acomoda?

– ¡Si, en cualquier horario! En el fondo, si alguien está interesado en tocar en un festival de música y además ‘estai’ preocupado de que tienes que tocar a las nueve de la noche cuando hay más gente o menos gente, hay mucho calor o frío, es que estás preocupado de otras cosas que van más allá del festival. A nosotros nos gusta tocar y afortunadamente, si tocamos a las doce del día o a las diez de la noche nos va a ir bien. No hay mucha preocupación por la hora en que toquemos, eso es bastante secundario en realidad para nosotros. Si el festival se llamara “Lucybell Fest” te creo tocar a las nueve, pero es la Cumbre del Rock Chileno, con tal de participar somos felices.

Esta es la cuarta vez que se presentan en la Cumbre del Rock Chileno, ¿Qué es lo que más destacan del evento?

– Mira, lo rico es que en la cumbre se genera un montón de público diverso para distintas bandas y cada una tiene su espacio. Bandas nuevas o de mucha trayectoria y en realidad, creo que una de las cosas ricas que tiene, es pisar el escenario como experiencia.

Lo que rescato de las cumbres, es que al menos por un día existe super buena onda entre las bandas chilenas, existe harta camaradería y un trato de lujo a los artistas, un trato técnico increíble. Al margen de la hora que toquemos o las circunstancias logísticas, las bandas siempre tienen que estar ‘preparás’, porque de eso estamos hechos, para tocar en cualquier templo, en cualquier situación y mostrar lo mejor de cada uno.

¿Notan algún cambio en el evento respecto al público y los artistas?

– Yo creo que el público chileno está más tolerante, porque las redes sociales han aportado a que no te guste una sola banda o estilo, sino que te gusten varios. Y eso genera que la gente tenga un gusto un poquito más ecléctico. Lucybell es una banda que en ese sentido caímos parados siempre, porque tenemos un montón de discos, buenas canciones, a la gente le gusta…

Es un agrado tocar en un lugar donde algunas personas no te conocen y se dan cuenta de que somos una banda no de discos, sino de canciones. Es rico, tiene un resultado y un significado super importante para nosotros poder tocar en este tipo de festivales y nos encanta, sin duda.

¿Qué significa para ustedes la cumbre del rock?

– Yo creo que es un evento en que al margen que sea la cumbre del rock, lo más trascendente es que sea un evento de pura música chilena, donde la gente puede ir a ver lo que estamos haciendo las bandas actualmente. Lo significativo que tiene para el circuito de festivales chilenos, es que ojalá existieran una vez al año y con un montón de nuevos artistas, porque la gente también tiene que descubrir bandas en vivo. Ojalá que priorizaran muchísimas bandas nuevas, sobre todo en la parte de mas tarde donde se supone que van los headliners, que existiera una aleatorio entre bandas nuevas, dado que este año hay cuatro escenarios, estaba demás hacerlo.

Hablas de modificar horarios, ¿es para aprovechar el público y espacio?

– Claro, para aprovechar el público que está caliente. Quizás tocar menos rato, porque obviamente el repertorio de algunas bandas no da para ni siquiera 40 minutos, pero son grandes canciones. Creo que es necesario hacer ese pequeño esfuerzo, el público va a ver un festival, está preparado para un festival.

Este año les toca presentarse en el escenario Victor Jara, ¿Tiene algún significado ese nombre para ustedes? 

Bueno, si estás dedicado a la música, eres chileno y no te mueve un pelo o no te mueve algo al menos lo de Víctor Jara, es porque estás completamente muerto. Para nosotros tocar en el escenario Víctor Jara o no sé, el Violeta Parra… Son nombres que son los pilares fundamentales de la música chilena y que trascienden mucho más allá que las fronteras chilenas. Es un honor y super buena idea haberles puesto de esa forma a los escenarios. Debería llamarse la Alameda con el nombre de alguno de ellos.

La música es super significativa y es representante de Chile. No solamente en el extranjero, sino que para nosotros mismos. Es un bonito evento, que tiene estas cuatro patas que vienen siendo el Jorge González, Violeta ParraVíctor Jara y el Gato Alquinta, con quien tuve la suerte de compartir varias veces el escenario con Los Jaivas y Dracma, así que también es un honor tremendo. Super bonito tocar en el escenario Victor Jara.

Lucybell se encuentra en plena promoción de su octavo álbum “Magnético”, el cual se publicó en julio de 2017 y se posicionó bien entre la lista de discos del año. ¿Cómo ha sido abarcarse en el proceso de encantar a las nuevas generaciones?

– Eso, yo creo que es el desafío más grande. Nosotros somos muy afortunados en tener el público que tenemos. El público fiel de Lucybell nos sigue hace 26 años y van a todos lados, son muy jugados. Tocar en las nuevas generaciones pa’ mi, ese es el desafío. Son mis sobrinos, son mis hijos ¿cachai?, son la edad que tienen los hijos de nuestros amigos y que están hoy en día creciendo de otra forma.

Nosotros hacemos música para la gente esa conexión se da arriba del escenario. No somos una banda que suene todo el día en la radio con nuestros temas nuevos, pero tenemos los clásicos, tenemos canciones que están siempre en la retina de las personas, que son los cimientos de los conciertos y ahí nosotros siempre hacemos algo nuevo, porque nos interesa que la gente vaya escuchando y renovando el oído o el paladar.

Respecto a su show en la Cumbre del Rock, ¿Tienen alguna sorpresa preparada para su público?

– Estamos sin parar trabajando en lo que ha sido la gira por Chile y en nuestros otros proyectos, entonces hay un tema físico y de tiempo, preferimos hacer un show consistente de Lucybell, que la gente vaya y lo aprecie desde muy temprano. ¿Sorpresas? Si, para esta gira tenemos preparadas algunas canciones que no tocábamos hace mucho tiempo, que son parte de este cancionero chileno y que obviamente las tocaremos.  Es bonito que una banda como Lucybell no sea de las que cierran, porque le permite a la gente también llegar temprano. Así que yo creo que será una bonita jornada.

Lucybell se presentará en la Cumbre del Rock Chileno el sábado 27 de enero en el escenario Víctor Jara a las 16.10 hrs, para mas información visita su evento en Facebook.