Una de las grandes noticias del año fue la distinción que recibió el compositor norteamericano Bob Dylan, quien fue escogido para recibir el Premio Nobel de Literatura 2016 por “haber creado una nueva expresión poética dentro de la gran tradición de la canción estadounidense”.

Sin embargo, luego del anuncio los organizadores se sorprendieron a no lograr contactar al músico para saber si iba a reconocer su premio. Semanas después, el autor de “Like a Rolling Stone” afirmó estar agradecido por esto: “La noticia sobre el Premio Nobel me dejó sin palabras”, dijo a una entrevista a The Telegraph.

Pero finalmente, después de un mes de todo lo ocurrido, Dylan anunció que no podrá asistir a la ceremonia de premiación de la Academia, a celebrarse en Estocolmo el próximo 10 de diciembre.

“Le hubiera gustado recibir el premio en persona, pero tiene otros compromisos que desgraciadamente lo hacen imposible. Subrayó que se sentía muy honrado por el Premio Nobel”, informó la Academia en el comunicado.

La Academia acusó recibo, y dijo que no hay problema de todos modos. Annika Pontikis, jefa de RR.PP. de la Fundación Nobel, contó al diario español El País que coordinará la entrega del diploma y el generoso cheque de casi un millón de dólares. “Dylan recibirá el dinero. No es excluyente. No acudir a la ceremonia no quita para no recibir el dinero. Él ha aceptado el premio”, explicó.

Comenta acá