Este viernes 2 de septiembre es el esperado regreso de Narcos, la serie creada por Chris Brancato, Eric Newman y Carlo Bernard, y dirigida por el brasileño José Padilha (quien estuvo tras Tropa de Elite y el remake de Robocop).

Narcos es una serie de drama criminal estrenada el 28 de agosto de 2015, la cual es la primera serie original de Netflix filmada en Latinoamérica. La primera temporada cuenta con diez episodios, los cuales los puedes ver en cinco horas seguidas aproximadamente si te animas a ver la serie de tirón (cada capítulo dura entre cuarenta y cincuenta minutos).

La serie empieza con la frase: “El realismo mágico se define como un entorno realista y detallado que se ve invadido por algo tan extraño que resulta increíble. No por nada el realismo mágico nació en Colombia”. Una frase extraña para una serie que habla sobre crímenes, narcotraficante y un sinfín de ilegalidades, pero esa es la Colombia de Pablo Escobar y la que nos relata la serie.

narcos-murphy-peña

La trama está basada en el surgimiento del tráfico de cocaína en Colombia durante los 80s. La historia comienza con el chileno Mateo Moreno “Cucaracha” saliendo de Chile durante la dictadura de Pinochet y llegando al país cafetero para reunirse con Pablo Escobar y su primo Gustavo Gaviria, quienes son conocidos dentro de la ciudad de Medellín por el tráfico de mercancías. La alianza entre ellos produce el comienzo del tráfico de cocaína en Colombia y la exportación de esta a Miami.

Por otro lado están los agentes Steve Murphy y Javier Peña, dos agentes de la DEA que son trasladados a Colombia para atrapar al narcotraficante que invade Estados Unidos con cocaína. Estos agentes están tras los pasos de El Patrón y sus secuaces por todo Colombia.

La serie se grabó completamente en Colombia (a excepción de aquellas tomas de Miami que fueron grabadas en la misma ciudad) y nos hace apreciar los países y exteriores que se presentan, además la cantidad de equipos motorizados utilizados para dar realidad a la trama. La estética de película norteamericana se sabe fusionar con el encanto latinoamericano y con una fotografía que deslumbra los pasajes poco turísticos de Miami y Medellín.

Para aquellos que no sepan la historia de la “vida y obra” de Pablo Escobar les servirá como una especie de documental sobre el narcotraficante más poderoso de todo latinoamericano que logró tener influencia sobre las autoridades gubernamentales y policíacas de Colombia. Al final te terminarás preguntando: ¿qué es real y que es ficción? Esa es la delgada línea de la producción de Netflix, quienes tienen el apoyo audiovisual de archivos reales de lo sucedido en esa época.

Lo atrapante de los diez capítulos que conforman Narcos es su violenta y sangrienta historia. Las balas, las persecuciones, las drogas, la sangre, la trama, la fotografía y los diálogos son dignos de admirar, además no es la típica caricatura de Estados Unidos hacía los latinos, sino que es un relato lo más real posible.

narcos

Pablo Escobar es interpretado por el brasileño Wagner Moura (“Elysium” y “Tropa de Elite”), quien a pesar de interpretar casi a la perfección al líder del Cartel de Medellín, es imposible ignorar su acento portugués y su no-nativo español, el cual se ve muy forzado y poco amigable. Boyd Holbrook (“Little Accidents”) interpreta al agente Steve Murphy, quien además es el narrador en off de la serie.

Por otro lado está el elenco chileno que fue escogido para la producción está constituido por Luis Gnecco como Cucaracha (escogido tras su papel en la serie “Prófugos” de HBO), Pedro Pascal como el agente Javier Peña (conocido por ser parte de “Game of thrones”) y Paulina García como la madre de Pablo (ganadora de un Oso de Plata gracias a su protagónico en “Gloria”). Estos tres actorazos dan la cara por nuestro país con unas interpretaciones dignas de una película de Scorsese o De Palma.

Mientras la primera temporada nos toca ver a Escobar en gloria y majestad, en esta segunda temporada veremos la caída de su imperio y sus últimos meses de vida tras su fuga de la cárcel La Catedral.

La intro de la serie es musicalizada por Rodrigo Amarante y su canción “Tuyo”.

 

Comenta acá