Hace unos meses se estrenó Rogue One: A Star Wars Story, spin-off que cuenta la batalla donde son robados los planos de la Estrella de la Muerte y que dan origen a la trama de A New Hope (1997), y con eso, los fans de la galáctica saga se encuentran más entusiasmados que nunca. Mientras esperamos a los estrenos de nuevos episodios que continuarán la historia de The Force Awakens (2015) y el spin-off de Han Solo, son desempolvados desde el internet una serie de curiosidades.

Es así que el sitio verne del diario El País, ha recordado la existencia del primer spin-off que complementa la historia de Star Wars y es, nada más y nada menos, que un especial navideño. Estrenado en 1978, sólo fue transmitido una vez por televisión en Estados Unidos, Canadá, Australia y Nueva Zelanda, bajo el nombre de “Star Wars Holiday Special“.

Ver este especial de una hora y media es una experiencia -si es buena o mala, aún lo estamos decidiendo-, pero antes de que lo hagan, los dejamos con una serie de claves y datos para que les haga sentido.

1. “A George Lucas le enfurece esto”

El creador de la historia que ha conquistado a millones de personas desde 1977 tiene bloqueado este tema de conversación. Su participación en la producción e historia estuvo limitada, y junto a su productora, Lucasfilms, no distribuyeron en formato video el especial, esperando que quedara en el olvido. Sin embargo, George Lucas no contaba que en un futuro no muy lejano, el internet haría de las suyas, masificando la película y elevándola a producto de culto.

2. En una galaxia muy muy lejana no hay Navidad.

Y no es que sean todos como el Grinch, pero si tenemos en cuenta que la Navidad surge como festividad cristiana por el nacimiento de Jesús, sería bastante extraño ver a Han Solo armando un pesebre a los pies de un bien adornado árbol de Navidad. Pero como Star Wars era (y sigue siendo) grito y plata, la justificación para crear un especial navideño nos lleva al planeta del fiel y peludo Chewbacca, en la festividad del “día de la Vida”, donde celebran y veneran a la naturaleza y sus antepasados.

3. Nuevos e importantes personajes.

Dentro de toda la extravagancia que significa un especial navideño de Star Wars a finales de la década de los 70, también queda espacio nuevos personajes. Sin embargo, lo que más se destaca será la primera aparición de Boba Fett, el cazarecompensas contratado por Darth Vader en The Empire Strikes Back (1980) y utilizado por Jabba the Hutt en The Return of the Jedi (1983).

4. AAAARRRRRRRRRRRRWRRRFFGH.

No, el gato no se nos subió al teclado, es que estábamos intentado hablar en shyriiwook, el idioma de los wookies. Y es que la historia está ambientada en el planeta de Chewbacca y su celebración del día de la vida, por lo que son constantes las interacciones de los peludos wookies en su idioma. ¿Entendimos algo? Vamos a seguir participando junto a nuestro traductor wookie.

5. Cuestionarás tu propia sobriedad.

No sería raro que al rato de darle play al especial, se pregunten a ustedes mismos si es que tomaron o fumaron algo. O incluso cuestionarán su capacidad de invertir una hora y media de su tiempo para terminar esta locura. Así de extraño es todo, pero si tenemos en cuenta que todo se trata de una producción de fines de los setenta, algunas cosas comienzan a encontrar su sentido.

6. Ah, y también es musical.

Lo ¿mejor? para el final: Star Wars Holiday Special es una película musical de ciencia ficción hecha para la televisión. Con esa definición, ¿quién no se entusiasma? ¿Se animan a saber quien canta en este excéntrico especial? Les dejamos con dos versiones, completas e íntegras en YouTube:

En español latino:

En inglés, con voces originales:

Comenta acá