A casi media hora de la presentación de Rey Puesto, el Lotus Stage ya tenía una considerable fila para poder ingresar. Muchos iban a la segura pues ya habían vivido anteriores presentaciones, y otros iban por el solo hecho de ver a Jean Phillipe Cretton (voz, guitarra) en su faceta de músico. Pero lo que era seguro era que el Teatro La Cúpula estaría repleto.

El compromiso era a las 14:15, horario en el que el cuarteto salió a escena, para dar paso al desafío más importante de una carrera que surgió hace más de 10 años cuando formaron Siberia, y que se fue moldeando en distintos proyectos aparte hasta alcanzar el ápice esa tarde sabatina.

La misión era también sabotear los prejuicios de ser considerada, por algunos, como una agrupación apitutada, cuestión que lograron aniquilar al momento de tocar Días de Cama, el primer single de Música Maestro (2014), sucedido por otras balas como la espectacular Gato Fénix y Fin del Misterio, la que nos muestra una notoria influencia de Queens of the Stone Age.

Diego Ormazábal frena las baquetas para agradecer el estar sentado frente a un Lotus Stage repleto de fanáticos fieles que se hicieron presentes hasta con banderas. Luego el paso era darle aire a “El Retorno”, disco que se estrenó 6 días antes, tiempo suficiente para que 1 en 2, Honesto, Te lo voy a Cobrar y Nadie me dice que hacer fueran coreadas y saltadas por una vasta parcialidad del público.

De la nada comenzaba a llegar el final, por lo que tuvieron que lanzar sus últimos 2 dardos al blanco: Vaso medio lleno y Lo hiciste por mí cerraron la presentación que sorprendió a los miembros de la banda por todo el cariño recibido y así dejar de lado todo comentario negativo e infundado, para permitir el paso a un camino que los tendrá como uno de los nuevos valores del rock nacional.

Comenta acá