Sin duda alguna, There Will Be Blood es una de las mejores películas en lo que va del siglo XXI, y marca la primera y excelente colaboración entre el director Paul Thomas Anderson y el actor Daniel Day Lewis, quien recibió un Oscar por su interpretación del siniestro Daniel Plainview.

A casi diez años de esto, actor y director vuelven a reunirse para una nueva película, la que comenzaría a rodarse durante los primeros meses del 2017, para llegar a la gran pantalla a fines del próximo año, justo para la temporada de nominaciones y premiaciones.

Con respecto al argumento, la premisa es reflejar el mundo de la moda y la alta costura de Londres en los años 50.

La película, que quedará a cargo de Focus Features tiene un presupuesto de 37 millones de dólares y sería la película más grande de Paul Thomas Anderson desde Magnolia en 1999, que contó con 35 millones.

Comenta acá