Por Thomas Silva (@presidentewea), estudiante de Periodismo.

Woody Allen dijo una vez  “la vida es un asco, pero en ningún otro sitio encuentras un buen bistec para cenar”. En pocas palabras, la vida puede ser complicada, pero bueno, nada que un poco de comida pueda remediar, o un poco de magia, pero claro, me estoy adelantando. Magia, amistad, errores, relaciones y comida son las mejores palabras que me vienen a la mente para resumir “Seconds”.

Bryan Lee O’Malley es recordado por ser el autor de una de las novelas gráficas más aclamadas, tanto por la crítica como por los lectores. Me refiero a Scott Pilgrim, la cual si no has leído al menos has visto la película de Edgar Wright (ya saben, esa con Michael Cera que llenó a Tumblr de gifs). O’Malley vuelve a incursionar en la escena de la novela gráfica con esta obra lanzada el año pasado, cuya edición traducida ha llegado recientemente a nuestras librerías.

sevenevilexboyfriends
“Seconds” nos pone bajo la perspectiva de Katie, una joven chef canadiense de 29 años de edad (si Stephen King escribe sobre Maine, O’Malley lo hace con Canadá), la cual es dueña de su propio restaurante cuyo nombre le da el título a la novela. Katie en un comienzo parece tener las cosas bajo control administrando el “Seconds” y en vías de abrir un segundo restaurante (cosa que en Chile a esa edad nica pasa).

Sin embargo, vemos como un sólo error, la vuelta del ex novio a su vida y un accidente laboral pueden descontrolar todo. Esto último, y sin ánimos de hacer spoiler, lleva a nuestra joven protagonista a entrar con la magia, misticismo, espíritus y viajes temporales.

Conforme se va desarrollando la historia nos encontramos con un mundo donde la realidad y la fantasía se van desdibujando, como las consecuencias de querer cambiar nuestro propio pasado repercuten en nuestro presente planteándonos las preguntas ¿Cambiarías algo de tu pasado? Y en caso de que tu respuesta sea sí: ¿Estás dispuesto a sopesar las consecuencias?

La novela presenta el característico estilo de O’Malley, una historia con una protagonista terca y algo inmadura -que a varios recordara un tanto al mismo Scott Pilgrim- en una historia donde lo fantástico y lo cotidiano se mezclan con toda naturalidad, pasando del mundo real al onírico. Además posee una clara influencia de la cultura japonesa, tanto en elementos espirituales como en humor en una historia.

secondsKatie es quién hace la historia, con la cual el lector logra empatizar y es muy divertida como el debate consigo mismo mueve la trama, en un dialogo personaje-narrador que personalmente me recordó a Deadpool. Mientras que en contraste con su anterior trabajo, aquí los personajes secundarios juegan un papel considerablemente menor, sin embargo, encajan bien con la historia y se disfruta las interacciones de ellos con Katie.

En cuanto al apartado artístico, presenta el mismo estilo visual que Scott Pilgrim, además la influencia del estilo de los mangas es más que evidente.  Un estilo cálido y grato de ver, que encaja a la perfección con la historia que se nos plantea, con trazos y coloreado que para aquellos que no conozcan el trabajo del autor, les recordará enormemente a Steven Universe, y si no conocen Steven Universe, no saben nada de la vida.

Seconds66.Para concluir, Seconds es una gran novela gráfica que no llega a ser tan épica como Scott Pilgrim, pero pese a ello, es una excelente historia, que nos habla sobre crecer y aceptar nuestros errores, debido a que son estos los que nos hacen las personas que somos ahora. Todo lo que hacemos tiene ramificaciones, para bien o para mal, tanto en nosotros como en las personas a nuestro alrededor.

O’Malley muestra como no podemos vivir pre-disponiéndonos a nunca equivocarnos: el día a día es cuestión de ensayo y error. Diciendo esto, sólo me queda por decirles que vayan, equivóquense, dejen la cagá y aprendan de ello. Y no olviden comprar o descargar Seconds, porque se los aseguro: es una de las mejores novelas gráficas de este 2015.

Comenta acá