El 2003, un año después del estreno de “El Ataque de los Clones“, el llamado Episodio II de la trilogía que funcionó como precuela de Star Wars, Canal 13 volvió a transmitir la mítica saga original. Durante tres domingos seguidos, muchos volvían a encantarse con la saga, mientras que para otros era la primera vez entrando al mundo de esta galaxia muy muy lejana. Sin embargo, algo llamó inmediatamente la atención.

Sucedió en “Una Nueva Esperanza” durante el primer encuentro entre Luke Skywalker y Obi-Wan Kenobi (el viejo “Ben”, como lo llaman): el sabio y retirado maestro Jedi le explica a Luke todo sobre la Fuerza y cómo fue luchar junto a su padre. Kenobi se para, listo para entregar el sable láser que ha quedado como herencia, ¿y qué pasa?:

La aplaudida movida publicitaria estuvo a cargo de la agencia OMD Santiago, parte de OMD International, quienes ganaron en 2004 el Media Lion Grand Prix  del Festival Internacional de Creatividad Cannes Liones, continuamente reconocido como “el festival de publicidad más grande del mundo”. El jurado que la nombró como campaña ganadora aseguró que se trataba de algo “brillante“.

La publicidad, que se repartió a lo largo de la transmisión de la trilogía clásica, consistió en cinco “interrupciones” donde diferentes personajes de Star Wars terminaban con una cerveza en sus manos. El resto de los comerciales puedes verlos a continuación:

Comenta acá