Si algo nos dejó la década pasada, fueron bandas talentosas e interesantes que crecieron y se consolidaron a lo largo de los 2000. The Strokes, Arcade Fire, Vampire Weekend y tantas otras, llegaron a la masividad festivalera haciendo giras por todo el mundo y con un gran acaparamiento de los medios. Si bien, la relación fama-calidad de estas bandas no influye en la lectura de sus trabajos como obra musical, hubo otros artistas que a pesar de su talento no alcanzaron ese estatus de “íconos mainstream postdosmileros”.

The XX es de esas bandas que no tocaron el firmamento en términos comerciales y mediáticos aún tocándolo desde la arista plenamente musical. Tal vez puede que sea el minimalismo musical o una simple postura frente a la fama y los medios, pero los británicos nunca han gozado de la masividad que algunas conjuntos de su generación si han tenido.

Y, comienzo con esa reflexión porque en I See You (2017), su última placa, parecen dar un giro mucho más pop y espectacular, alejado de la caja oscura y reflexiva que representan su disco homónimo (2009) y Coexist (2012). No me refiero a que ese sonido y postura frente a la creación musical los haya frenado, al contrario, en sus dos primeras placas se aprecia un trabajo sólido desde una esencia más contemplativa y ambiental con tintes pop. Pero, en I See You nos encontramos directamente otra línea melódica y estilística que tributa más sonidos R&B, electrónicos y soul, lo que conlleva a encontrarnos con otra “parada” frente a su música y su público.

Con sólo detenernos en el primer track, Dangerous, notamos la inclusión de nuevos elementos y juegos de melodías que hacen pensar en la pista de baile.  Las voces de Romy y Jamie se afianzan en este disco, haciendo notar que la grandiosidad pop de la placa va por cuenta de las armonías vocales y el exquisito juego instrumental. La preponderancia electrónica (con samples y sintetizadores cortesía de Jamie) y las atrapantes líneas de bajo generan ambientes que llaman a prestar atención especial a la gama sonidos con que juega la banda en canciones como I Dare You o el single On Hold.

Esta constante, también apreciable en la sentida balada Say Something Loving o en el crescendo electrónico de Violent Noise, se vuelve una línea editorial para The XX. Si hay una palabra para definir este disco es principalmente esperanza, acompañada de nostalgia y energía. El dinamismo musical trajo consigo una transformación en lo que el grupo buscar transmitir.

El vuelco en sonido y concepto le hizo bien de sobremanera al grupo británico, pues nutre con nuevas melodías y elementos su calidad ya acostumbrada. I See You presenta una diversificación de la experiencia sonora y emocional que lleva al oyente por un viaje de luces resplandecientes en medio de la noche, un espectáculo que merece la pena presenciar.

Puedes escucharlo completo en Spotify.

 

Comenta acá