27 de agosto, un frío tremendo de invierno que no se veía hace días exhibía una larga velada que estaba por ser disfrutada en el centro de Santiago. Una fila de invitados esperaba a entrar al Teatro Cariola, para ser parte del concierto familiar de la banda de metal chileno Weichafe. Nerviosismo ante la espera, buena onda y un ambiente cálido se notaba en los alrededores.

El show comenzó con Rama, grupo telonero de rock alternativo, que agradeció en sus primeros minutos la invitación y que tildó la ocasión como una “reunión de graduación”, donde se encontraban amigos cercanos y conocidos. 

Cuarenta minutos aproximadamente tocó la agrupación invitada, a lo que luego la ansiedad del público se notaba y se escuchaban cada vez más los gritos que pedían fuertemente el plato principal de la noche.

“Al Patíbulo” de Machuca comenzó a sonar, la gente cantaba con fuerzas y ganas con apetito de metal. Terminaba la canción y, de repente, se escucha a Gonzalo Frias, conductor del Séptimo Vicio, teniendo una charla con su hijo. Vicente, el pequeño, explicaba a su papá que tenía miedo. Su padre le explicaba que ese miedo existía por un “mundo agresivo, cruel, que causaba dolor”. La conversación terminaba con un tierno: “Seamos weichafe juntos, seamos guerreros”, finalizando con un “esto es Mundo Hostil” -en alusión al nombre de la banda y a su nuevo álbum-.

WeichafeCariola

“SW (Soy Weichafe)”, abrió el telón y, como primer tema del disco, la mayoría de los asistentes corearon y cantaron en armonía con la banda. Angelo Pierattini, voz y guitarra, antes de seguir con el concierto, dio las gracias por los comentarios acerca del LP, la apreciación y el gran reconocimiento que se ha dado a su trabajo

Dos temas y la cosa se puso muy interesante. Mientras, “No tienes poder”, “Me estai hueveando”, “Alcatraz” y “No dispares”, eran tocadas, se mostraba en una pantalla, en la parte trasera del escenario, vídeos de movilizaciones estudiantiles y sindicales, conflictos entre fuerzas policiales y universitarios, clips en relación a las AFP, colusión, boletas de Penta y SQM, al congreso, medios tradicionales de noticias y pobreza. 

Después de “Bella Herida” y “Mundo Hostil” – el cual se vio altamente reflejado en el contenido del material visual -, se repitió lo anterior, sincronizando “Rey Sol”, “Me Cambiaron Todo” y “Fe Maldita” con escenas que eran acompañadas por Donald Trump, Andrónico Luksic, José Piñera, la presidenta Michele Bachelet y otros rostros políticos. Finalizando el último tema del álbum, se dio paso a siete actores sociales, dos chicas estudiantes, una mujer mapuche, dos representantes de la coordinadora NO + AFP y un periodista del medio independiente Radio Villa Francia. Posterior a desenrollar cuatro lienzos de papel craft, con distintas consignas relacionadas al actual contexto, los y las distintas personas presentaron diversos discursos.

Ya terminada la presentación del nuevo disco, “Opción Laverna” junto a Francisco Rojas -vocalista de Mandrácula y Dama Juana- inauguró el ciclo de canciones antiguas, pero emblemáticas, de Weichafe y lo que sería un momento de invitados. Luego de dos temas, Sebastian Rama, vocalista de la agrupación telonera, acompañó al trio con “Tierra Oscura de Sol”, perteneciente al LP homónimo lanzado el año 1999. Todavía quedaba show y al grupo chileno le sobraban energías. 

weich

“Cuesta Respirar”, “Festín de Muecas”, “Suicidio General” y “Respiro la Luz del Sol” animaba al público y mantenía el show sin vacilar dentro de las casi dos horas que llevaba. Apareció Nano Stern a interpretar junto al grupo “Rock del Poncho”, del álbum Weichafe (2002), y  así, seguido de tres canciones, la música finalizaría. 

El bis no podía faltar y “Las Cosas Simples” -si, ese tema donde sale un perrito con cara de pena-, se hizo presente. “Un Largo Tour”, junto a integrantes de Sol y Lluvia, “Ripio” y “Pichanga” fueron el broche de oro que terminó con una presentación con un mensaje social que no podía faltar en Weichafe. 

*Foto principal: Ignacio Orrego

Comenta acá